Informacion General
Temperatura en Alicante
Placeta de Benalua 2013
Hacer clic sobre la foto para ampliarla
El profesor en el asilo
Seccion Informacion General - Benalua en la Prensa
DESPÚES de diez años muy lejos Vicent volvió a la terreta.
- 09/01/2018
INFORMACION
DANIEL CLIMENT:

DESPÚES de diez años muy lejos Vicent volvió a la terreta. Se acababa de jubilar y nos cruzamos por casualidad. Mientras paseábamos por la calle de Santa María Mazzarello, se fijó en la quietud del antiguo asilo de Benalua.

-Lleva siete años abandonado- le digo.

-A veces me he acordado de él.

-¿Es que querías acabar tus días aquí?

-No es eso, no.

Le interrogo con la mirada. Continua.

-¿Te acuerdas de don Juan Gomis?

-¿El profesor de Biología en Preuniversitario, allá por el 68? ¡Claro que lo recuerdo! Uno de los mejores.-
¡Que bien nos la explicaba! Cada tema era un viaje, con historias de los descubrimientos; las aplicaciones y cómo influían en nosotros...

Me sumo a sus recuerdos

- Sí, como una aventura en que inteligencia, el sacrificio, el afán por descubrir o la compasión por quienes padecían nos hacían vibrar mientras aprendíamos.

Fue el primero que nos habló de la bioquímica- me dice.

- A lo que te has dedicado, ¿no? Pero ¿por qué me has hablado de él?

Y me contó la historia. "Hará unos quince años, por estas fechas, una amiga enfermera me pidió que viniera a hablar a los ancianos del asilo. Al entrar al salón creí identificar, de perfil y sentado en una silla de ruedas, a don Juan. Lo confirmé con las asistentas. Sin hijos, don Juan y su esposa habían acabado allí. Replanteé la charla.

Si el éxito se mide por la cascada de preguntas ilusionadas que has generado, ese fue uno de los mayores que he cosechado.

En el momento álgido, cuando mayor era el entusiasmo, les pedí un poco de silencio.

Les pregunté si les había gustado la charla y ante la respuesta tan afirmativa como vibrante les dije que no era a mí a quien debían dar las gracias, sino alguien que estaba entre nosotros y que no era yo.

Y señalé, al fondo, a don Juan Gomis. Que había sido él, con su ejemplo, quien había conseguido que ahora yo les hubiera podido contar todo lo que tanto les había gustado. Y me fui hacia él, que me miraba con los ojos tan abiertos como emocionados.

Le abracé, nos abrazamos. Las lágrimas no le dejaban articular palabra. Ni a él ni a su esposa.

Y le di las gracias. Por haber sido tan buen maestro.
Inicio
Comentarios
Tu Comentario
Nombre (Obligatorio)

E-Mail (obligatorio)

Comentario
Para evitar el acceso masivo de mensajes falsos por medio de robots, rogamos se inserte en la casilla de Control la palabra completa que designa la imagen que aparece encima de esta nota..
Palabra de Control

Normas de uso

Esta es la opinion de los internautas, no de benaluense.es

No esta permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

El comentario no sera visible hasta ser aprobado por el moderador.

Recibiras un aviso en tu email cuando el comentario sea visible

Enlaces Patrocinados
El Crisol
C/ Perez Medina, 29
Tel: 965 928 443
Enlaces Patrocinados
Almacenes Bodi, S.L.
Calle Alberola, 39
Tel: 965 130 311
Enlaces Patrocinados
Mercería Juma
Plaza Navarro Rodrigo, 23
Tel: 965 925 478
© 2010 www.benaluense.es